5 técnicas para pintar con rotulador

Aunque algunos crean que los rotuladores son sólo para niños, deben saber que pueden producir resultados sorprendentes. La técnica del rotulador es delicada y difícil, pero ofrece un amplio abanico de opciones creativas y expresivas. Además, son ideales para plasmar pensamientos rápidos con mucho color. A continuación, te presentamos algunos enfoques sencillos de los rotuladores para que los pruebes:

  • El Color plano

Para empezar, la mayoría de la gente está familiarizada con uno de los usos del rotulador: el color plano. Para utilizar esta técnica, hay que pasar el rotulador sobre el papel para rellenar los huecos de color. Esto debe hacerse inmediatamente para evitar que la tinta se seque. También hay que pasar una y otra vez para mantener la tinta fresca y el color consistente.

  • El Rayado

La técnica del rayado es otro enfoque del marcador. El rayado permite la diversidad de colores, así como una sensación de profundidad o direccionalidad. Para jugar con el efecto, podemos utilizar un rotulador casi desgastado. Así, dependiendo de la cantidad de tinta que quede en el rotulador, obtendremos distintos resultados. Es una forma fantástica de reutilizar los rotuladores.

  • El Enmascaramiento

El enmascaramiento es una técnica para establecer un borde sin perfilarlo inmediatamente con un rotulador. Este método consiste en cubrir con cinta adhesiva las partes del papel que no deseamos pintar. Es increíblemente útil para eliminar las acumulaciones de tinta al comienzo de un trazo, ya que la tinta se queda en la cinta y no en el dibujo. Cabe destacar la importancia de este método cuando se trabaja con rotuladores enormes.

  • El trazado de líneas

El método de trazado implica realizar un único y largo movimiento con los rotuladores en lugar de pintar "a saltos". Esta técnica requiere el uso de la misma línea para definir los contornos y los espacios de color.

  • Los Efectos de fusión con rotulador

Los rotuladores profesionales, por su parte, proporcionan interesantes efectos de mezcla. Dependiendo de la marca, podemos hacerlo con diversos métodos, como mezclándolos entre sí o utilizando alcohol o agua (como si usáramos acuarelas).